Instalaciones de energía renovable para empresas

Instalaciones de energía renovable para empresas

Que el estado de nuestro planeta no está muy bien es algo sabido por todos. Los gobiernos de los países más poderosos del mundo se han unido y adoptado una serie de medidas (Objetivos de Desarrollo Sostenible) destinado a mejorar la vida en la Tierra y aumentar el respeto al medio ambiente.

Uno de los puntos más importantes es el de la gran apuesta por las energías renovables. Este punto no es sólo importante porque permite una reducción de la contaminación, sino también porque se busca una fuente de energía más asequible para la persona.

Es en las casas y pequeñas empresas donde las energías renovables tienen más posibilidades. Cuanto mayor sea el gasto que realice una vivienda o un negocio, mayor será el ahorro que reportará el uso de energías renovables.

Instalación de energía solar

Si vives en un país donde hay muchas horas de luz al día, es la mejor opción. Además, en la actualidad es la única que permite el autoconsumo. 

Si bien se puede usar para dar electricidad para todos los sistemas eléctricos de la empresa, en la actualidad la más usada es la energía solar térmica, que se usa para conseguir agua caliente sanitaria y ser un apoyo a la calefacción. 

Uno de los mayores peros que tiene este tipo de instalación es su alto coste. Además, si la mayoría de tu consumo es nocturno, necesitarás de grandes baterías, por lo que el coste será incluso mayor. Sin embargo, si tienes una empresa con un horario diurno y que sólo gaste electricidad, es una gran opción.

Energía aerotérmica

La aerotermia es una tecnología que utiliza la energía del aire para la climatización, agua caliente o cocina. 

Estos sistemas se basan en una bomba de calor capaz de extraer la energía y un emisor que la transforma en aquello para lo que se necesite. 

La instalación de este tipo de sistemas es más económica y, aunque no permite el autoconsumo, sí que harán que la factura de electricidad de tu negocio se reduzca hasta en un setenta por ciento.

Energía de biomasa

La energía de biomasa usa como materia prima los residuos de actividades agrícolas y forestales o subproductos de la transformación de la madera como los restos de la poda, pellets, huesos de oliva o cáscaras de frutos secos para generar energía térmica para calefacción y ACS. 

En tu empresa seguro que necesitas calefacción en invierno por lo que instalar una caldera de biomasa puede permitirte ahorrar bastante y de una forma económica.

Energía geotérmica

Es una de las menos conocidas. Funciona de forma muy parecida a la aerotermia, pero consigue extraer la energía del suelo, por lo que necesita un sistema de canalización geotérmico. 

Este sistema es mejor si tu empresa está en una ciudad donde las temperaturas sean muy bajas en invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *